Nadie es tan débil como un niño. Se cae a cada paso y lloriquea continuamente; sin embargo tiene suerte, porque su padre, cada vez que abre la boca, acude rápidamente y lo coge en brazos. Tú eres ese muchacho grácil. Que te consuele saber que Dios es tu Padre. El corazón paterno es un corazón lleno de gracia y misericordia. (SLG)  

Clara rostro de Dios

Agradecemos a P. Juan Manuel Arija y a todos los que han colaborado con él, por el regalo de esta bonita canción de nuestra Beata Clara Bosatta

Name
Play
Duration
ClaraRostrodeDios

3:01 min