Para recibir a dos manos de la Providencia hay que dar a cuatro manos a los pobres. (SLG)

Profesion Perpetua y Diaconado de Agustín y Jorge