Me apremia invitaros a todos a tener una fe grande en la Providencia del Señor, que nunca nos ha de faltar. (SLG)

Diaconado y Acolitado en Santa Lucía

El domingo 14 de julio, en la parroquia de Santa Lucía de Floridablanca (Colombia), los profesos perpetuos: Jorge Manuel Pabón Rodríguez (colombiano) y Agustín Márquez Abad (mexicano), recibieron el orden del diaconado de manos del arzobispo de Bucaramanga Mons. Ismael Rueda Sierra. Se respiraba aire de fiesta y de solemnidad. La iglesia estaba repleta de fieles. El coro entonaba sus cantos con alegría y a ritmo de batería e instrumentos eléctricos. Se escuchaban muy bonitas todas sus canciones. El rito se realizó con sobriedad y gran devoción, como es propio en estas ceremonias. Los momentos más emotivos: la postración, mientras se cantaban las letanías, la imposición de manos por parte del obispo, la “vestición”, con la estola cruzada y la dalmática, el abrazo del obispo y todos los sacerdotes. Damos gracias a Dios por los nuevos diáconos y le pedimos que los acompañe en el ejercicio de su ministerio diaconal al servicio del altar, la predicación y el servicio de los pobres. Jorge y Agustín seguirán estudiando para concluir sus estudios de teología en la ciudad de Bogotá en la universidad de Santo Tomás. Tendrán que hacer su trabajo de investigación (tesina) y defenderla delante de los profesores. Después pensarán en la ordenación sacerdotal que cada uno tiene intención de realizar en su propio país.

En la misma ceremonia el obispo confirió el ministerio del acolitado a nuestro hermano guaneliano congolés Gabriel Umfinama, compañero de Jorge y Agustín que está cursando tercer año de teología en Bogotá. También a él, muchas felicidades y que Dios guíe su camino vocacional.

Damos gracias a Dios por estos hermosos eventos que hemos vivido en Colombia. Les deseamos a nuestros hermanos que vivan con firmeza el carisma guaneliano. “Característica del espíritu guaneliano ha de ser, tener un espíritu de mucha tolerancia, de amplios horizontes, más inclinado a la misericordia que a la justicia”. (San Luis Guanella)

Acolitado del Hno. Gabriel