Un amor ferviente hacia Dios produce un cálido afecto de caridad hacia el prójimo, porque el amor de Dios no se puede separar del amor al prójimo. (SLG)

Visita canónica a México

Padre Humberto Brugnoni, Superior General de los Guanelianos, Siervos de la Caridad, ha visitado a las comunidades presentes en México. Lo ha hecho del 12 al 24 de julio 2019. Ha sido una visita oficial que nosotros llamamos: “visita canónica”. Repartió su tiempo por las dos comunidades de los Siervos de la Caridad en Ciudad de México y Amozoc (Puebla). Una gran parte de su visita la dedicó a dialogar personalmente con cada uno de los religiosos presentes en estas dos comunidades y para conocer las diversas actividades y proyectos que se tienen por estas tierras.

En Amozoc pudo escuchar el testimonio de los agentes de Pastoral de la parroquia San Luis Guanella, celebrar la misa y convivir con ellos. También estuvo presente en un retiro que tuvieron las hermanas guanelianas, Hijas de Santa María de la Providencia, y posteriormente las visitó en sus casas. También estuvo conversando con la comunidad laica guaneliana Reina de la Paz, de San Pablo Actipan – Tepeaca (Puebla). Una jornada la dedicó para hacer una reunión y convivir con todos los guanelianos cooperadores  mexicanos que se dieron cita en el centro vacacional Ex - hacienda de Chutla (Puebla).

En Ciudad de México pudo ver cómo van las obras de la “Casita Sagrada” para mujeres maltratadas y del Oasis y Santuario de la Misericordia. Pudo visitar los proyectos de los  ancianitos, del centro social, del centro de promoción humana, los cursos de verano, estar presente en varias eucaristías y, sobre todo, oficiar la misa de acción de gracias por los 25 años de la parroquia Corpus Christi.

En esta visita, en todos los encuentros que ha podido tener, padre Humberto nos ha animado a seguir adelante para que vivamos y testimoniemos nuestro carisma guaneliano de la caridad. A nosotros nos toca ahora recoger sus palabras y seguir proyectándonos hacia el futuro con entusiasmo, con renovado espíritu guaneliano.

Gracias P. Humberto por esta sustanciosa visita. Dios lo bendiga y acompañe siempre. Lo tenemos presente en nuestras oraciones. La familia guaneliana de México lo saluda con mucho cariño y le agradece por su generosa visita. Esperamos verlo pronto por estas benditas tierras de María de Guadalupe.

Fotos de la visita

Celebrando la eucaristía con P José Angel en la capilla de la Comunidad de las Hermanas en Ciudad de México

 

 Con la Comunidad de las Hijas de Santa María de la Providencia en Ciudad de México

 La Hna. Clara ofrece un tipico tamal a don Umberto

 Desayunando con la Hermanas de Ciudad de México

 Comunidad de Ciudad de México, Superior general, padre Provincial y ecónomo provincial

 P. Alfonso, San José, Don Umberto y P. José Angel en la sede de la Provincia Ntra. Sra. de Guadalupe

 El Superior general con un grupo de jóvenes participantes en los campamentos de verano de la Parroquia Corpus Christi de Ciudad de México

 Don Umberto con una abuelita del Techo Fraterno de Ciudad de México

  Don Umberto con un grupito de usuarios del Techo Fraterno de Ciudad de México y doña Leticia, una voluntaria

 Don Umberto y P Andrés con las Hijas de Sta. Mª de la Providencia en México

 Celebración eucarística en el Rancho de Tepeaca

 Con las Hermanas y la Comunidad laica guaneliana, Quinta Reina de la Paz, en San Pablo, Tepeaca

 

 Comunidad laica guaneliana Quinta Reina de la Paz reunidas en su casa con el Superior general

 Padre Cosme gran pescador, no solo de hombres...

 Y después de una pesca abundante un comida fraterna con los cooperadores de México, en la Ex-Hacienda de Chutla (Puebla)

 En las siguientes fotos, encuentro del Superior general con la comunidad parroquial de la parroquia San Luis Guanella de Amozoc, de la que es párroco P Andrés.

 

 

 

 El 20 de julio celebramos los 25 años de la Parroquia Copus Christi. En la foto, la comunidad de Ciudad de México, P. Armando Paulino, primer mexicano guaneliano (ahora diocesano) que también cumplía sus 25 años como sacerdote (fue ordenado tras la inauguración de la parroquia) y don Alejandro Galvez, colaborador desde los inicios de la presencia en México y su hijo Javier, arquitecto de varias de nuestras casas en México.

 En la capilla de la Misericordia, con una familia de colaboradores

 Encuentro con un profesor de la UNAM (Universidad Autónoma de México) especialista en autismo.