No corráis demasiado pero tampoco caminéis muy lentos. Rezad y, después, confiad en la ayuda de la divina Providencia. (SLG)

Musica guaneliana

Al Dios cotidianoSolamente Dios